He olvidado mi contraseña




'

Saber más > "Botox"

La toxina botulínica es una neurotoxina generada por la bacteria Clostridium botulinum.


REVOLUCIÓN ESTÉTICA

Después de pocos años de vida se ha mejorado la forma de inyectarlo en algunas zonas y se han ampliado sus áreas de acción. Estos son los avances más destacables:

Entrecejo:

La primera zona donde se aplicó la toxina.

Frente:

Se inyecta muy poca toxina y de forma muy superficial en el músculo para que su función no se altere, es decir, para que se pueda mover la frente pero se suavizan las arrugas superficiales.

Patas de gallo:

Se ha descubierto un magnífico "efecto secundario" al tratar estas arrugas y es que consigue también elevar las cejas, proporcionando al rostro una mirada más alegre.

Nariz:

Al relajar el músculo que tira de la punta de la nariz hacia abajo (con la edad la nariz crece y cae) ésta se eleva.

Boca:

El "código de barras" mejora inyectando cantidades mínimas y de forma superficial tanto por encima del labio superior como por debajo del inferior.

Líneas de marioneta:

Son las arrugas que van de las comisuras de los labios al mentón. Si se relaja el músculo que tira de las comisuras hacia abajo la boca se eleva.

Mentón:

Las arrugas y bultos que aparecen a cierta edad al gesticular se alisan pinchando los músculos mentonianos.

Cuello:

Al gesticular el músculo llamado platisma provoca las llamadas "cuerdas de violín". Relajándolo con el botox estas bandas desaparecen. Además, este músculo tira de la línea mandibular hacia abajo por lo que, al relajarse, también se consigue un efecto "lifting".



DE LOS CENTROS DE ESTÉTICA A LOS HOSPITALES

Las milagrosas inyecciones que borran el paso del tiempo han saltado de los centros de estética a los hospitales. El número de especialidades médicas que encuentran una utilidad en este fármaco no ha dejado de ampliarse:

Hiperhidrosis:

Es lo que coloquialmente se conoce como sudoración excesiva, que puede conducir a la deshidratación y a problemas en la piel.

Distonía cervical:

Es un trastorno del movimiento. Parece estar causada por una lesión en el cerebro o los músculos del cuello, pero se desconoce un tratamiento eficaz. El tratamiento con la toxina botulínica es una de los métodos paliativos del dolor cervical que destaca en comodidad.

Parálisis cerebral infantil:

Es un grupo de trastornos crónicos que afectana al movimiento del cuerpo, la fuerza muscular, el equilibrio y la coordinación del individuo. Añadido a la rehabilitación, el botox incrementa el porcentaje de recuperación de la movilidad.

Espasmo hemifacial:

Alteración neuromuscular que acarrea la contracción involuntaria y descontrolada de los músculos de una lado de la cara.

Espasticidad:

Surge del envío de órdenes incorrectas del cerebro a los músculos, haciendo que éstos se contraigan cuando deberían relajarse. La toxina botulínica, aplicada localmente sobre el músculo afectado, inhibe la liberación de acetilcolina, un neurotransmisor encargado de la contracción muscular.




Bibliografía

Pioneros de la Cosmética (Suplemento del Diario ABC Salud Nº 8, 16 de abril de 2009)